Cargando Cargando

DISEÑO, CUERPO Y TECNOLOGÍA - Entrevista a Ricardo O'Nascimento, creador de WEARABLES

Los días 14, 15 y 16 de junio, en el IED Madrid celebró CONECTABLE IX – Taller de Wearables con Ricardo O’Nascimento una incursión en el universo de la tecnología vestible para aprender a crear prendas y complementos en los que usabilidad, creatividad y vanguardia se fusionan y materializan a través del diseño. Nuestros alumnos aprendieron a crear wearables integrando la electrónica en diferentes telas y materiales blandos y utilizando diferentes técnicas de costura.

Los wearables es una de las disciplinas más potentes en la actualidad dentro los nuevos paisajes de la interacción, y además una de las materias que se imparten en el Curso de Un Año en Artes Digitales y Diseño de Experiencias de la Escuela de Visual Communication del IED Madrid. Para desarrollar estos contenidos tuvimos la suerte de contar con Ricardo O’Nascimento, artista e investigador en el campo de los nuevos medios y el arte interactivo. Su trabajo, presentado en numerosos museos, galerías y festivales de arte, investiga las relaciones cuerpo-entorno centradas en el desarrollo de interfaces para dispositivos, instalaciones interactivas y entornos híbridos.

O’Nascimento nos habló de la importancia de los avances tecnológicos, sobre cómo se crean estos dispositivos desde el punto de vista del diseño, su función y su significado.

 

¿Cómo te empezaste a interesar por los wearables?

Estaba realizando un máster en Cultura de Interfaz en Linz y había una clase llamada “tecnología de moda”, con la profesora Sabine Seymour, que es una pionera en este campo. Así, desarrollé mi primer proyecto de wearables con Ebru Kurbak. Creamos un sombrero que detecta electrosmog y simula un estado de shock mediante unas plumas. Desde ese momento me quedé fascinado por las increíbles posibilidades que los wearables ofrecen a nivel interfaz.

No hay ninguna otra manera de acercarse tanto al cuerpo y de crear una conexión tan íntima mediante la tecnología.

 

¿Más allá de las aplicaciones científicas, médicas y sociales, hay espacio para wearables más conectados con el arte, la creatividad y la estética?

Claro que sí. Los wearables tienen la ventaja de ser capaces de recopilar información que no estaría disponible de otro modo. Al poder medir las señales del cuerpo e incluso los procesos químicos que tienen lugar en nuestro interior, nos abren un mundo de posibilidades para la expresión artística. Hay una increíble investigadora llamada Katia Vega cuyo trabajo se centra en lo que ella denomina “la tecnología de la belleza”. Desarrolla elementos como tatuajes que realizan chequeos y extensiones de cabello conductivas que pueden utilizarse como una interfaz en tu teléfono móvil. Las posibilidades son inmensas. 

 

¿Qué crees que tiene que tener un buen wearable?

Lo más importante es que tenga un significado y un propósito. Aunque los avances tecnológicos pueden ser fascinantes, creo que deberíamos desarrollar wearables que tengan un propósito. No estoy diciendo que tengan que ser funcionales en el sentido de realizar una tarea, sino que al desarrollarse el usuario debe ser el foco de atención del proceso. No debe ser cuestión simplemente de usar la tecnología porque sí.

¿De todos los que has conocido, cuáles son los proyectos que más te han sorprendido en tu carrera?

Hay tantos proyectos que me encantan. Me gustaría mencionar de nuevo el trabajo de Katia Vega por su increíble simplicidad y potencial para cambiar nuestro modo de usar nuestros cuerpos. También hay una diseñadora de moda que me tiene enamorado: Clara Daguin. Es una diseñadora joven, con gran frescura, que utiliza la luz en las prendas, alcanzando gran elegancia. Otra diseñadora que tiene una visión única sobre el futuro de los wearables es la belga Jasna Rok. Desarrolla una visión integral del futuro de la moda en la que incorpora ondas cerebrales, hologramas y prendas interactivas. También debo mencionar a la increíble Anouk Wipprecht con sus fascinantes vestidos robóticos. 

 

¿Cómo crees que evolucionará en los próximos 10 años?

Pienso que la tecnología wearable será incorporada a las firmas de moda y que cambiará la industria de la moda. Se desarrollarán nuevos procesos industriales para alcanzar prácticas más sostenibles. La conexión con la biología y la nanotecnología serán más fuertes que nunca y la interacción alcanzará a los tejidos. También habrá más implantes, y las prendas adoptarán las funciones de los smartphones, que se verán desintegrados en nuestros cuerpos. La tecnología wearable tiene un futuro emocionante por delante, que depende de estudiantes como los del IED Madrid para convertirse en una realidad. 

 

Solicita información

Si estás interesado en las artes digitales y el diseño de interacción, solicita información sobre nuestro Diploma IED of Art and Business in Digital and Computational Arts y nuestro Curso de Un Año en Artes Digitales y Diseño de Experiencias.

CONECTABLE IX – Taller de Wearables con Ricardo O’Nascimento