Cargando Cargando
  •  

    Compártelo

Conectable II: imagen, sonido, espacio e interacción

Conectable II, la segunda edición del ciclo de experiencias, instalaciones y talleres coordinados por IED Visual Madrid, tuvo lugar en octubre de 2014. En esta ocasión se realizó una instalación inmersiva compuesta por imagen, sonido, espacio e interacción. Cuatro módulos dirigidos por los coordinadores del Curso de un Año de Artes Digitales y Diseño de Experiencias.

Módulo imagen – Ira Lombardía

La bailarina Deborah Hay realizó una performance en la que explicaba al público que no iba a bailar, ya que su deseo era el de hablar con ellos mientras permanecía inmóvil. De esta manera reivindicaba por un lado su derecho al discurso y la palabra y por otro el de entrar en contacto, con lo que ella llamaba “el movimiento que existe en cada célula de mi cuerpo”.

Del mismo modo y trabajando a partir del universo visual que todos arrastramos con nosotros, el público tuvo la oportunidad de dialogar y reflexionar con la artista e investigadora Ira Lombardía y otros asistentes sobre la imagen, la posfotografía, la identidad como construcción visual y otros temas de actualidad en un espacio sin imágenes, diseñado tan sólo para hablar sobre ellas.

Módulo sonido – Fernando Roldán / Toño Cabanelas

Para John Cage, un hecho experimental es aquel que produce resultados no previsibles. Estamos en 1955 y frente al nacimiento de lo que se conoce como música experimental.

En esta instalación se intervino, a través de piezas autogeneradas, temas emblemáticos de estilos musicales desde los pioneros electrónicos a obras más avanzadas de la década de 1980 de la electrónica o el ambient. Se pudo disfrutar e intervenir en estas piezas mediante diferentes sensores colocados en la sala conectados al software MAX for Live, Ableton Live y MAX / MSP, dotando de una visualización resultante de todo el audio autogenerado.

Módulo espacio – Nacho Martín

En la película The Matrix su protagonista, Neo, desafía las leyes de la física desapareciendo repentinamente. Estas violaciones de las reglas del universo son posibles a que, sin él saberlo, su conciencia está incrustada a Matrix, una simulación de realidad virtual creada por máquinas extremadamente inteligentes.

El futuro, o parte de él, ha llegado hasta nosotros y en esta ocasión se propuso a los asistentes participar en una experiencia virtual de carácter inmersivo. A través del dispositivo de visualización Oculus Rift y la reproducción de entornos virtuales con el programa de diseño de videojuegos Unity, se invitó a introducirse en una arquitectura digital y moverse dentro de ella.

Módulo interacción – Kike Martínez y Óscar Testón (Vj Spain)

El término comunicación hombre-máquina (HCI, Human-Computer Interaction) nos transporta a a los años 80, en los que se empleó para describir un nuevo campo de estudio en el que un usuario interactúa con un ordenador. Desde entonces hemos asistido a un desarrollo espectacular y al nacimiento del diseño interactivo como disciplina.

Mediante la modificación de las interfaces, la entrada o la salida de un sistema clásico se propusieron dos instalaciones con las que interactuar a partir de los propios datos físicos de los asistentes y de los datos virtuales generados por sus redes sociales.