Cargando Cargando

UN UNIVERSO EN 3D

El ámbito de la ilustración 3D y los videojuegos conecta creatividad, arte, jugabilidad y técnica. Mostramos un referente contemporáneo, una docente y una alumna para hablar de la creación de universos en 3D y de la formación profesional en esta gran disciplina.

La de los videojuegos es una industria que no para de crecer, pero además es un ámbito creativo que se reinventa a sí mismo continuamente. Aspectos como la jugabilidad, la animación y el arte se dan la mano para crear experiencias asombrosas y universos fascinantes en los que el diseño tiene mucho que decir. Por ello, el 27 y el 30 de marzo el IED Madrid celebrará Visual Invaders, Jornadas Gamers y para el Diseño de Videojuegos con dos conferencias y un taller gratuito.

Estudiar el CFGS en Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos es una muy buena opción para iniciarse en el mundo de la animación y de los videojuegos. Durante los dos años que dura el Ciclo Formativo, los alumnos salen con unos conocimientos en 2D, 3D, animación y programación de videojuegos que les permite introducirse en el mundo laboral en el sector de la producción audiovisual (cine, televisión y vídeo), del videojuego, de la animación 2D y 3D, de la multimedia interactiva y no interactiva, así como en publicidad y empresas relacionadas con internet y las new media. El desarrollador actual podrá dirigir desde proyectos de juegos para web, estrategias de gaming, social games o advergaming en campañas de marketing hasta proyectos para entornos móviles y redes sociales, seguidos de un largo etcétera.

Quizá te preguntes ¿hasta dónde podría llegar yo en el mundo del videojuego? Te mostramos los trabajos de un gran desarrollador contemporáneo y conversamos con una docente y una alumna del IED Madrid para que veas hasta dónde alcanza el mundo de la creación de videojuegos y las animaciones 3D.

 

Un referente famoso: Fumito Ueda

Me gustaba conseguir y tener cosas vivas, como peces o pájaros. Aparte de eso, me gustaba mirarlos y hacer animaciones de ellos. Básicamente, parecía estar interesado en cosas que se movían.

 

Si no estuviera en la industria de los videojuegos, me hubiera gustado convertirme en un artista clásico. Aunque considero que los videojuegos y cualquier otra cosa que exprese algo —películas, literatura, manga…— son formas de arte.

 

 

 

En 1997, con 27 años, Fumito consiguió unirse a Sony Computer Entertainment como desarrollador, en los años siguientes diseñó importantes juegos como Ico y Shadow of the Colossus, ambos para PlayStation 2. Varios críticos sostienen que diseña “videojuegos de autor”, que es capaz de mezclar poesía, arte, cuentos de hadas y tecnología. 

La jugabilidad de The Last Guardian se basa en una establecer una relación que va mucho más allá que adiestrar a una mascota. Mientras el juego controla al enorme animal, mezcla de pájaro, perro y gato, el jugador controla al niño protagonista. Cuidar y convivir con este animal, creando un vínculo emocional, es la clave fundamental en el desarrollo de la aventura, en la que se necesitan mutuamente.

 

Una docente del IED Madrid: Pilar Terrón

 

Para mí lo más importante en este Ciclo Formativo es que al ser una disciplina relativamente nueva, en un mercado en constante crecimiento, el hecho de que los estudios se profesionalicen ayudan mucho al sector y al alumnado, ya que hasta ahora la gente que trabajaba en el sector de la animación y de los videojuegos provenían de otras disciplinas como Bellas Artes, Diseño, Informática…

Además, hay que tener en cuenta que según el último estudio realizado para el Libro blanco del desarrollo español de videojuegos:

La industria española del videojuego está manteniendo el ritmo de crecimiento de dos dígitos que viene experimentando desde hace unos años. En España hay censadas 480 empresas de videojuegos en activo. En un escenario nacional en que, tras unos años de una dura crisis, el número de empresas se ha resentido, el sector del videojuego ha experimentado un incremento neto de 80 empresas en el último año, es decir, de un 20 %. Además, se ha constatado la actividad de alrededor de 125 iniciativas y proyectos empresariales, a la espera de consolidarse como empresas en el corto o medio plazo.

 

 

Para la asignatura de Jugabilidad y Fundamentos de Diseño, lo que hago en mis clases es aplicar toda la teoría en un videojuego ideado por ellos desde cero. De esta forma, aplican todos los nuevos conocimientos adquiridos en un proyecto real, viendo así la utilidad de los mismos. A su vez, analizamos diferentes videojuegos para que todos los que integramos la clase adquiramos una mayor cultura del videojuego.

Personalmente, me gusta mucho la fusión de arte y jugabilidad, ya que el arte de un videojuego no se debe de aislar nunca de la jugabilidad del mismo, y debe de formar un buen equipo en el que se complementen y ayuden a comunicar al usuario, las emociones que queremos transmitir al mismo.

Pilar Terrón es Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Europea, Posgrado en Usabilidad Web y Experiencia de Usuario por el IEBS. Dedicada a la creatividad desde 1999, ha trabajado para clientes como Samsung, Real Madrid, Aguila Amstel y el lanzamiento de Ciudad del Vino de Marqués de Riscal. Es docente del Ciclo Formativo de Grado Superior en Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos y fundadora del blog Creatividad en Blanco y de la agencia 21 Hexagon.

 

Una alumna del IED Madrid: Almendra Fernández 

Una buena animación debe seguir pasos fijos y predeterminados desde el concepto, pasando por el modelado y texturizado, hasta el rigging y el pesado. Todos estos elementos deben ser correctos y trabajar en armonía para poder realizar una animación adecuada.

 

 

En la cuestión técnica, hemos aprendido a animar utilizando distintos tipos de software, como Adobe After Effects y Adobe Animate pero nos hemos centrado en 3Ds Max de Autodesk.

 

 

 

Los proyectos que hemos realizado hasta el momento han sido unos desafíos y cada persona responde de distinta forma ante ellos. Ver y compartir estos distintos procesos y resultados me inspira y me hace crecer hacia algo nuevo.

 

 

 

Lo que más me gusta del IED Madrid es el ambiente artístico y de colaboración que existe dentro de las aulas.

Otra de las cosas que destacaría de la escuela es esta libertad de poder jugar con las herramientas prácticas que nos dan en clase y experimentar con ellas en los proyectos.

 

Imágenes del Ciclo Formativo de Grado Superior en Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos